1.09.2011

ESCORT

“Baila con ganas”, le gritas. Ella nos mira, cierra los ojos y deja que la música mueva su cuerpo como flujo recorriendo nuevas fronteras. Ella sobre la mesa, sobre sus tacones idénticos a los que sueles usar cuanto tenemos sexo, se balancea con torpeza de principiante, mientras marca el movimiento desde sus muslos y sus caderas.

“Hay que enseñarle a bailar como una puta de verdad, sino perderemos dinero”, comentas mientras escucho el “Here comes the woman with the look in her eye” con el que siempre afloran mis recuerdos del verano del ’88, del año que me refugié en casa de Artemis y tuve la desdicha de conocerte.

“The devil inside… Every single one of us the devil inside”, la canción invita a tocar, a tocarse, a acariciar y dejar acariciarme por tu nueva adquisición, mientras tu voyerista y fría mirada calcula cuanto rendirá aquel cuerpo alquilado a los clientes.

¿Recuerdas cuando escuchábamos a INXS desde lo que en ese tiempo llamaban “personal estéreo"?
 
"SEÑORITAS DE ALTO NIVEL PARA PRIVADO VIP.
Excelentes ingresos, discreción. Cel.95432646."

Mientras lees que la publicación en el periódico esté correcta, yo me embriago de piel de tu nueva chica.